Escuchar

 

Ante la mínima sospecha de una fuga de gas en el interior de un domicilio, local, etc, abre las ventanas y abandónalo. Muchas veces, los vómitos y mareos repentinos pueden ser los primeros síntomas de una intoxicación por inhalación de gas y/o monóxido de carbono. Así que, procede a cortar el suministro, también, la corriente eléctrica y llama lo antes posible a los servicios de atención a las emergencias 112 Galicia.

  • Con el fin de prevenir las intoxicaciones por inhalación de gases, revisa con frecuencia la instalación
  • Vigila que el calentador del agua también está en perfectas condiciones: una forma de saberlo es comprobar que la llama está completamente azul y que, en cualquiera caso, el efecto de la combustión habitual no dejó zonas ennegrecidas.
  • Lo mismo ocurre con la instalación de la calefacción, piensa que, cada cierto tiempo, los acumuladores deben limpiarse.