Escuchar

Ante las altas temperaturas, no estaría de más que tomes nota de estos consejos de protección. Para empezar, prestemos atención a aquellos colectivos que pueden acusar más los efectos del calor. Así, los niños, los mayores y los enfermos crónicos necesitan extra hidratación.

Además, todos y todas debemos beber aún sin tener sed para reducir el impacto sobre la salud de las altas temperaturas. También:

       Utiliza ropa ligera, gafas de sol, sombrero y no escatimes en crema de protección solar

       Evita el consumo de bebidas con cafeína, que aumentan la frecuencia cardíaca

        Aprovecha las sombras si sales a la calle

       Quizás no sea el mejor día para ir de paparota, pues las comidas copiosas tardan más en digerirse (más trabajo para el cuerpo)

       Reduce la actividad física

       En casa, durante el día, cierra las ventanas y baja las persianas y aprovecha para ventilar de vez en cuando

       Comprueba que los alimentos que ingieres cumplan con las medidas de conservación necesarias

      Ante cualquier emergencia llama al teléfono 112