Escuchar

Estamos cada vez más cerca de recuperar antiguos hábitos. Volver a caminar por las calles e incluso poder reunirnos con personas de nuestro entorno más cercano son situaciones que, sin lugar a duda, hemos añorado.

Para avanzar seguros, sin miedo y sin la necesidad pensar en tener que volver a empezar, un gesto tan importante y sencillo como el de lavar las manos con frecuencia, es algo que debemos tener en cuenta.

Algo tan trivial como usar agua y jabón en nuestra higiene diaria es la clave para prevenir nuevos contagios.

¿Cuándo debo hacerlo?

  • Higieniza las manos antes y después de salir de casa
  • Procura lavarlas siempre que tengas contacto con superficies que supongan un posible foco de contagio
  • Tras estornudar, toser o sonarse la nariz
  • Después del contacto con alguien que estornuda o tose
  • Después de usar el baño, el transporte público y antes y después de comer

Ahora, más que nunca, seguir las recomendaciones para frenar la propagación del virus está en nuestras manos.