Escuchar

El uso de mascarillas por parte de la población en general puede servir como un medio de control de la fuente de infección al reducir la propagación del coronavirus.

Debemos llevar máscara tanto al aire libre como nos espacios cerrados, siempre que se pueda concurrir con otras personas, aunque se pueda garantizar la distancia de seguridad.

Hay una serie de riesgos potenciales de auto-contaminación que hacen necesario tener en cuenta las siguientes acciones:

  • Antes de poner una mascarilla, lava bien las manos
  • Cubre la boca y la nariz
  • Mientras la utilices, evita tocarla
  • Para retirarla, quítala sin tocar la parte frontal y lava las manos nuevamente