Escuchar
Miércoles, 7 Diciembre, 2022

El árbol de Navidad, algunas mesas y lámparas se echaron a perder a consecuencia de un fuego, que incluso llegó a apagarse solo.

Así lo explicaron los efectivos del parque de bomberos comarcal del Eume, quienes descartaron, mediante el uso de una cámara térmica, que ningún foco mal apagado daría un nuevo sobresalto.

Pasada la una de esta madrugada, una patrulla de la Guardia Civil contactó con el 112 Galicia para dar cuenta de un incendio en un establecimiento hostelero situado en la entrada de las Fragas do Eume, en Pontedeume. Los agentes solicitaban medios para sofocar el incendio, mientras trataban de atajarlo con extintores.

A su llegada, los Bomberos del Eume observaron que el incendio se había ido consumiendo, pero igualmente utilizaron sus cámaras térmicas para asegurarse de que ningún foco mal apagado pudiera reavivar las llamas.

Con todo, la zona de comedor quedó completamente llena de humo, por lo que fue necesario emplearse a fondo en la ventilación.

Por su parte, los agentes de la Guardia Civil realizarán las investigaciones oportunas con el fin de aclarar las circunstancias que dieron lugar a esta situación, que, por fortuna, finalizó sin heridos.

Arde un coche y parte de otro en un garaje en Brión
Además, el 112 Galicia tuvo conocimiento de otro incendio en el lugar de Ruibal, en Brión, en el que resultaron afectados dos vehículos guardados en un garaje. En concreto, ardió por completo un coche y otro sufrió daños en la parte trasera.

Afortunadamente, solo hubo que lamentar daños materiales.