Escuchar
Sábado, 13 Agosto, 2022

La fuga de amoniaco se saldó sin personas afectadas ni daños en el entorno.

La primera intervención de los Bomberos de Viveiro y de los miembros del GES de Cervo permitió bloquear y contener la salida de amoniaco causada por el fallo de una válvula en la sala de frío de la factoría de Playa de Lago, en Xove.

Fue el personal de la planta quien, pasadas las ocho de la tarde de ayer, alertó del suceso mediante su llamada al 112 Galicia. Según indicaron, la fuga parecía grande, ya que a las puertas de la sala se formaba una nube blanca. Con esta información, los gestores del 112 Galicia pidieron la movilización de los Bomberos de Viveiro y de los miembros del GES de Cervo para detener la fuga y reducir los riesgos para el personal de la factoría y para la población en general. 

Así, esta medida preventiva y transitoria ayudó a mantener controlada la fuga hasta la llegada de los técnicos especializados, que procedieron a reparar y subsanar los daños detectados en la válvula.

Arden residuos en una planta de tratamiento en Arteixo
También en otra factoría, en este caso, una planta de tratamiento de residuos situada en el Polígono Industrial de Morás, en Arteixo, se produjo un incendio en el que aún continuan trabajando los bomberos y miembros del servicio local de Protección Civil.

Las previsiones de los efectivos de extinción son que este incendio se prolongue en el tiempo debido a la carga y al tipo de material que arde. No obstante, tienen el fuego controlado y sin daños para las personas ni para las construcciones colindantes. 

Sobre este suceso, el 112 Galicia recibió, pasadas las once de la noche pasada, varias llamadas de personas particulares que veían las llamas desde distintos puntos, también desde la salida de la AG-55. Así, el personal del Centro Integrado de Atención a las Emergencias de Galicia puso en marcha los protocolos necesarios para la coordinación y aviso a los recursos de intervención, esto es, Bomberos de Arteixo, miembros del servicio municipal de Protección Civil, agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil.

Bastaron estos medios para controlar el incendio, sin embargo, la carga de combustión y las largas horas de trabajo requirieron la colaboración de los efectivos del parque comarcal de Betanzos.

Incendio en la fachada del colegio de Portomarín
Por otra parte, y en el mismo hilo de los incendios registrados durante la noche, sumamos un fuego en Portomarín, que comenzó en unos cables de la fachada entre el colegio y el albergue municipal. La situación generó alarma entre los vecinos, que rápidamente llamaron al 112 Galicia pasada la una de esta madrugada.

Desde el Centro Integrado de Atención a las Emergencias de Galicia se pidió la intervención de los Bomberos de Chantada y los miembros del GES de Monterroso. También el Ayuntamiento de Portomarín dispuso los medios municipales para poder atajar el fuego, que, finalmente, llegó a afectar al tejado.