Escuchar
Lunes, 12 Agosto, 2019

 

Un hombre falleció ayer después de caer al agua del río Miño, al paso por Guntín.

El cuerpo sin vida del pescador fue localizado dos horas después de que los compañeros lo vieran caer al agua mientras pescaban en el lugar de Santoalla, en el límite entre los ayuntamientos de Guntín y Portomarín.

De este modo, la primera llamada de alerta al 112 Galicia se produjo pasados unos minutos de las ocho de la tarde de ayer, cuando un grupo de cuatro personas practicaba la pesca en la parroquia de Francos y una de ellas cayó al río. Enseguida, se activó un operativo para dar con el hombre, al que habían perdido de vista, que fue localizado en Santoalla unas dos horas después sin vida.

En la búsqueda colaboraron los Bomberos de Chantada, los miembros del GES de Monterroso, voluntarios de Protección Civil de Portomarín, agentes de la Guardia Civil y servicios sanitarios de urgencia, que nada pudieron hacer por salvar la vida del hombre.