Escuchar
Viernes, 5 Agosto, 2022

La persona estaba atrapada por las piernas, lo que obligó a los bomberos a cortar los pilares del coche y abatir el salpicadero.

A consecuencia de su situación, presentaba algunas lesiones en las extremidades inferiores, aunque de escasa importancia, señalaron los efectivos de salvamento.

De este modo, dieron por finalizada la intervención en este accidente, que se registró en el 112 Galicia cerca de las once de la noche pasada en la AC-552, al paso por A Revolta, en Carballo. En este punto, dos turismos chocaron de frente, lo que dejó a los ocupantes en una situación compleja para el abandono de los vehículos. De hecho, una de las personas particulares pudo salir del coche después de desbloquear los bomberos la puerta, mientras que la otra necesitó de una intervención más dilatada del equipo del parque comarcal de Carballo, que cortaron los pilares del turismo y echaron abajo el salpicadero con el fin de sacar la persona, atrapada por las piernas.

Una vez fuera del coche, los implicados recibieron asistencia por parte de una dotación de Urgencias Sanitarias de Galicia-061, aunque, según los bomberos, parecían lesiones leves.

Además, acudió una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico y el personal de limpieza y mantenimiento de la Agencia Gallega de Infraestructuras para restablecer las condiciones de seguridad en la vía.

Evacuadas dos personas de las supuestamente cinco que viajaban en el coche accidentado en A Veiga
Por otro lado, el 112 Galicia registró esta madrugada un accidente en A Ponte, dentro del término municipal de A Veiga, en Ourense, que consistió en una salida de vía con caída por un desnivel. Los agentes de la Guardia Civil de Tráfico aseguran que en el interior del vehículo viajaban cinco personas, pero solo dos fueron atendidas por los profesionales de Urxencias Sanitarias de Galicia-061. Las tres restantes es probable que hayan abandonado el lugar del accidente, pues después de observar con detenimiento el lugar del accidente no se encontraron indicios de que saliesen despedidos.

Igualmente, conviene señalar que las personas que recibieron asistencia sanitaria es porque salieron del coche por sus medios y bajaron al pueblo para pedir ayuda.

En este operativo, que se inició con un aviso al 112 del equipo médico, lo completaron los miembros del GES de A Veiga, que se encargaron de revisar con detenimiento la zona y asegurarse que ninguna otra persona necesitase ayuda.